La comunidad de las abejas está compuesta por la reina (que es la única hembra sexualmente desarrollada), las obreras y los zánganos. Cada colonia tiene solamente una reina. El propósito principal de la reina es reproducirse. La reina se acopla sólo una o dos veces en su vida (pero con múltiples zánganos), y el apareamiento tiene lugar durante sus primeros días. Después de acoplarse en el aire con los zánganos, almacena el esperma de los zánganos en un área especial de su cuerpo y puede poner huevos por el resto de su vida (3-5 años). El segundo propósito de la reina es organizar y motivar (a través de feromonas) a las obreras para completar la carga de trabajo de la colmena. Las obreras (hembras sexualmente subdesarrolladas) son responsables de casi todo el trabajo pesado requerido de la colmena. Esto significa proteger la colmena, construir panales, cuidar a la reina, limpiar, pulir, alimentar a la cría, almacenar, recolectar néctar, polen y agua, masticar el néctar y transformarlo en miel a través de enzimas, ajustando la temperatura dentro de la colmena por medio de la ventilación con sus alas y muchos más. El único propósito de los zánganos es fertilizar a las reinas vírgenes. Los zánganos no tienen aguijón, así que incluso no pueden cuidar la colmena de intrusos. No participan en ninguna otra operación de la colonia que no sea el apareamiento con reinas vírgenes.

La reina es más grande en tamaño que el zángano y doble en tamaño que las obreras. Un apicultor puede localizar fácilmente a la reina: Aparte de su diferente tamaño, forma y color, las otras abejas obreras a menudo rodean a la reina a una pequeña distancia, mostrando respeto y permitiéndole el espacio adecuado para caminar sin problemas. También pueden alimentarla en la boca con jalea real durante la cría (principalmente en la primavera). Durante el resto del año, ofrecen polen y mezcla de miel a la reina. Una reina promedio vive de 3 a 5 años, pero puede poner huevos a buen ritmo (200.000 huevos por año) durante los primeros 2 a 3 años de vida. Es muy importante tener una reina joven y próspera en nuestra colmena (preferiblemente de hasta 2 años de edad). Una reina puede poner huevos fértiles o no fértiles. Los huevos no fértiles se convierten en zánganos, mientras que los huevos fértiles se convierten en obreras o nuevas reinas.

Loading...
¿Necesitas ayuda? Chatea con nosotros